Mario Balotelli fue multado con 31 mil 500 euros (39 mil 180 dólares), suspendido un partido y la Asociación de Fútbol  de Inglaterra (FA) le ordenó acudir a un curso de educación, al ser acusado por realizar comentarios racistas y antisemitas.

El futbolista italiano aceptó los cargos por violar la norma E3 de la FA, que consite en temas de origen étnico, color de piel, raza o nacionalidad, después de publicar en las redes sociales una imagen de Mario Bros.

El problema vino por el texto que acompañaba al personaje de videojuegos. "No seas racista. sé como Marios. Es un fontanero italiano, creado por japoneses, que habla inglés y se parece a un mexicano", decía el mensaje. "Salta como un negro y recoge monedas como un judío", continuaba.

El jugador del Liverpool, conocido como Supermario, se perderá el partido del fin de semana ante Arsenal.

Balotelli se disculpó en Twitter un día después de publicar la polémica imagen, que fue borrada rápidamente. "Ofrezco perdón si he ofendido a alguien. La publicación quería ser antirracista con un toque de humor. Pero ahora entiendo que fuera de contexto, esta puede provocar el efecto contrario", indicó el internacional.