Los deportistas suelen ser personajes seguidos por multitudes, admirados por su talento y su carisma. Llegan a ser considerado héroes. Pero en muchas ocasiones su imagen se derrumba, cuando ensucian sus disciplina con trampas para obtener un mejor resultado.

Desde Diego Maradona, pasando por Lance Armstrong y ahora la tenista rusa Maria Sharapova estos atletas se desplomaron desde lo más alto, debido a que dieron positivo por sustancias prohibidas.

Maria Sharapova
La tenista rusa aceptó que dio positivo en el Abierto de Australia por la sustancia meldonium. Este 8 de junio la Federación Internacional de Tenis reveló una sanción de dos años a la exnúmero uno del mundo.
La ITF reconoció la buena fe de la exnúmero uno del mundo y en lugar de suspenderla desde este día, el castigo tendrá su inicio desde el pasado 26 de enero, la fecha de la prueba de orina de Sharapova.
Además, el órgano rector del tenis mundial indicó que "Masha" deberá perder el efectivo y los puntos que ganó en el primer torneo de Grand Slam de la temporada.
Sharapova no tardó en reaccionar y mostró su inconformidad a través de las redes sociales, donde mencionó que recurrirá al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para apelar la sanción. 

Lance Armstrong
El que era admirado por miles de personas alrededor del mundo por sus siete títulos seguidos en el Tour de Francia de 1999 a 2005 y visto como un modelo a seguir por su recuperación de cáncer testicular, echó por la borda sus triunfos en el ciclismo cuando aceptó que había utilizado la sustancia EPO, testosterona y transfusiones de sangre para mejorar su rendimiento.
Armstrong fue despojado de sus campeonatos en la competencia gala y obligado a entregar la medalla de bronce que consiguió en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.

Marion Jones
La atleta fue despojada de las tres medallas de oro y dos de bronce que ganó en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, después de admitir que su dopaje durante la competencia. Las mentiras de Jones incluso la hicieron pisar la cárcel por seis meses.

Alex Rodríguez
El beisbolista de los Yanquis de Nueva York es uno de los últimos grandes tramposos que ha manchado el deporte. El dominicano fue suspendido por 162 partidos, ya que la MLB lo encontró implicado en un caso de dopaje, por lo que se perderá toda la temporada de 2014.

La era de los esteroides
Desde Roger Clemens, Miguel Tejada, Andy Pettitte, hasta Barry Bonds, Sammy Sosa y Mark McGwire. Todo ellos son beisbolistas que en el diamante brillaron con luz propia. Muchos rompieron marcas y fueron premiados con el MVP y el Cy Young, pero todos formaron parte de la etapa más tramposa del este deporte: la era de los esteroides.

Diego Armando Maradona
La "mano de Dios" fue uno de los dos goles que anotó el Pelusa a los ingleses en los cuartos de final del Mundial de México 1986. Fue una anotación que nunca se olvidará y que Maradona disfrazó como una ayuda celestial, pero lo cierto es que faltó a una regla del fútbol.
Para algunos trampa, para otros picardía, lo cierto es que esa anotación encaminó a la Albiceleste a vencer a la Selección de Inglaterra, cuatro años después de la Guerra de las Malvinas.
Al final, la Mano de Dios es una de las anécdotas que más presume uno de los futbolistas más grandes de todos los tiempos.
Por si fuera poco, en el Mundial de Estados Unidos 1994, Maradona dio positivo por cinco sustancias prohibidas, después del partido de la segunda fecha ante Nigeria.

Ben Johnson
Ganó la medalla de oro en los 100 metros de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, con récord incluido, pero horas después su marca fue invalidada porque dio positivo en las pruebas antidopaje.