Luka Modric, jugador del Real Madrid sorprendió al revelar a qué le habría gustado dedicarse en caso de no elegir el fútbol como profesión. 

"Si no fuera futbolista, probablemente hubiera sido camarero. Gracias a Dios, me decidí por el fútbol", confesó el mediocampista en un evento en Zagreb, Croacia.

Modric fue galardonado con el premio al “Mejor deportista internacional croata”, gracias a la elección de niños deportistas de su país que participaron en los Juegos Deportivos Juveniles. Además, el mediocampista confesó que es el el club merengue donde mejor se ha sentido a lo largo de su carrera:

"En cada club hay emociones especiales, en cada uno he tenido amistades. Creo que en el que más a gusto estoy es en el Real".

Cuestionado sobre cuáles han sido los momentos más importantes a lo largo de su carrera, Modric destacó su debut internacional con Croacia frente a Argentina, y el ganar la décima Champions League con el Real Madrid el año pasado ante el Atlético.