Un nuevo escándalo se destapó en la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) luego de las sospechas de que el equipo de New England Patriots podría haber desinflado intencionalmente los balones durante su victoria del domingo sobre Indianapolis Colts, que le dio el pase al Super Bowl.

Michael Signora, portavoz de la NFL, confirmó que la liga está investigando el asunto, luego de que un canal de televisión de Indianápolis destapara la historia.

Los Patriots derrotaron a los Colts 45-7 en el Gillette Stadium en un partido que se jugó bajo una lluvia torrencial.

La estación WTHR-TV en Indianápolis informó que un balón con menos aire del que pide los reglamentos podría ser más fácil de lanzar y capturar bajo un tiempo inclemente como el del domingo.

La cadena de televisión dijo que los árbitros del partido llegaron a pesar un balón para ver si estaba correcto, pero la NFL no confirmó el hecho ni dio información al respecto.

Si los Patriots son culpables de desinflar los balones intencionalmente pueden perder varias selecciones en el próximo draft de la NFL.