A pesar de que renovó con su club hace apenas unas semanas, grandes clubes europeos quieren los servicios de Marco Reus.

Reus es conocido en las redes sociales por sus festejos como los emojis de WhatsApp que se tapan la boca, los ojos y hasta los oídos. El delantero del Borussia Dortmund tiene contrato hasta 2019, pero ha estado en la órbita de equipos de renombre en ligas como la española, la inglesa y la francesa.

Barcelona

Según informa el portal "Sport Bild", el Barcelona lo ficharía en el próximo mercado de traspasos, pero no podría hacerlo oficial hasta enero, cuando termina la prohibición de la FIFA para que el club catalán adquiera jugadores por un escándalo por contratar menores de edad. Asimismo, de acuerdo con el programa televisivo "Efectivament" de "Esport3", Josep Maria Bartomeu, proesidente del Barcelona, prometerá el fichaje en caso de ganar la reelección en las próximas a la presidencia del equipo.

Real Madrid

Florentino Pérez tendría al futbolista alemán como una de las prioridades para reforzar el mediocampo con la presunta salida de Sami Khedira a mediados del año. El periódico deportivo español "Sport" señala que la escuadra merengue busca el fichaje mediante Volker Struth, representante de Toni Kroos, el cual es cercano a Dirk Hebel, agente de Reus.

París Saint-Germain

El jeque Nasser Al-Khelaïfi, dueño y presidente del club francés está intentado negociar con el futbolista alemán para que haga una dupla en ataque con el sueco Zlatan Ibrahimović, pero la Ligue 1 aparentemente no es del interés de Reus, según indica "Sport".

Bayern Múnich

En una reciente declaración a "Sport Bild", el polaco Robert Lewandowski señaló que: "Si Marco Reus me pregunta sobre el Bayern Munich le diré que hice lo correcto al decantarme por el Bayern y olvidarme del Real Madrid. Es lo que debería hacer". Robert firmó con el Bayern en enero de 2014 aunque se incorporó con el club en junio del año pasado.

Arsenal

"The Mirror" indica que Reus podría llegar a equipo londinense con la finalidad de poder trabajar con el entrenador francés Arsène Wenger, aunque "los Gunners" pagarían 20 millones de libras para poder llevárselo.