Al alza

1. Casi de infarto, la Copa llegó en Valencia
En su primera temporada, la 2013-2014, Ancelotti y su equipo llegaron a la final de la Copa del Rey, el torneo que históricamente el Madrid valora menos, y se enfrentó al Barcelona, al que venció en forma agónica con un contragolpe que terminó con un gol de Gareth Bale.

2. En la cima del mundo
Bajo el mando del italiano, el Madrid ganó por primera vez en su historia la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, que en 2014 se disputó en Marruecos, y con una victoria contra el San Lorenzo argentino. El club merengue había ganado en tres ocasiones (1960, 1998 y 2000) la Copa Intercontinental que enfrentaba a los monarcas de la Champions y la Copa Libertadores de América.

3. “La Décima” llegó a sus manos en Lisboa
Luego de 12 años sin celebrar con “la Orejona”, el Madrid alcanzó la final de la Liga de Campeones de Europa en la que venció en los tiempos extra al Atlético de Madrid. Ancelotti sumó su tercera conquista en el torneo que como jugador ganó dos veces.

4. El reencuentro con la Supercopa europea
De las tres ocasiones anteriores en las que se enfrentó al campeón de la Copa UEFA, hoy la Europa League, el Madrid solamente tuvo éxito una vez en 2002, cuando venció al Feyenoord neerlandés. En agosto del año pasado, los merengues derrotaron 2-0 al Sevilla en el duelo español que se jugó en Cardiff, Gales.

A la baja

1. El título de Liga se le negó dos veces
Con el equipo volcado en su interés por la Champions en la 2013-2014, el Madrid terminó tercero detrás del Atlético y el Barcelona, y en la 2014-2015, luego de perder en el Camp Nou, ya no alcanzó al club culé por la Liga.

2. El  Atlético y Simeone le tomaron la medida
En la Supercopa española, el equipo colchonero se cobró la revancha por lo sucedido en la Champions y celebró en el campo madridista el primer título de la temporada. En la Liga, el equipo que dirige el argentino Diego Simeone venció dos veces (2-1 y 4-0) al de Ancelotti, que en el cierre de la competencia resintió haber perdido esos seis puntos.

3. Un vestuario que no respondió
Ancelotti mantuvo la calma y la educación aún en los momentos más tensos de la temporada en los que acuerpó a Iker Casillas, Cristiano Ronaldo, entre otros, por las críticas recibidas pero esta no fue correspondida en el terreno de juego.

4. La Juventus y Morata tenían otros planes
En las semifinales de la Liga de Campeones, Álvaro Morata, un delantero al que Ancelotti descartó al inicio de la campaña y que recaló en la “Vecchia Signora”, marcó dos goles que terminaron con el sueño de “la Undécima” en la serie que terminó en el Santiago Bernabéu.