Lleno de coraje e "indignación" un aficionado de la Selección Nacional tomó la decisión de grabar un video en el que expresaba su desilusión por la goleada que recibió la azul y blanco (4-0) frente a Estados Unidos.

Luego de recordar que su abuelo, ya fallecido, siempre tuvo la ilusión de ver a Guatemala en un Mundial, decidió quemar la camiseta de la azul y blanco.