Lionel Messi es uno de los futbolistas más cotizados del mundo. El jugador argentino ganó cerca de 47 millones de euros entre salarios e ingresos publicitarios en 2014, pero la "Pulga" asegura que el dinero no lo hace feliz.

"El efectivo no es un factor que me motive. El dinero no me emociona ni me hace jugar mejor", aseguró el crack del Barcelona. "Soy feliz con un balón en los pies, mi motivación viene de jugar el deporte que amo", indicó a la revista MoneyWeek.

Messi, quien ostenta el récord de haber ganado en cuatro ocasiones el Balón de Oro como mejor futbolista del año y tiene una carta valuada en 120 millones de euros, afirmó que jugaría sin que le paguen.

"Si no fuera futbolista profesional, practicaría y jugaría el deporte que me gusta sin cobrar", concluyó.