Lauren Hill conmovió al mundo a finales del año pasado. La chica de 19 años cumplió su sueño de jugar baloncesto en la universidad, a pesar de tener un cáncer inoperable en el cerebro. Desafortunadamente, perdió la vida este 10 de abril. 

El pasado 2 de noviembre, Hill pisó la cancha y anotó la primera canasta para su equipo, Mount St Joseph, en el partido inaugural de la temporada ante el Colegio Hiram. 

La historia de la joven llegó a tal grado que el Xavier University's Cintas Center logró una asistencia de más de 10 mil personas que la apoyaron, además de que el cotejo fue televisado. 

"Cuando me diagnosticaron este tipo de cánce me sentía sola, porque nadie lo entendía. Ahora estoy feliz de que la gente lo conozca y espero que algún día encuentren la cura, aunque yo ya no esté presente", indicó en aquella ocasión la camiseta número "22". 

Incluso, LeBron James se conmovió con la historia de Hill. "Eres asombrosa. Gracias por inspirarme. Espero reunirme contigo", escribió después de aquel juego la estrella de los Cavaliers de Cleveland. 

La joven basquetbolista perdió la batalla contra el cáncer este 10 de abril, aunque antes de irse conmovió al mundo y reunió 40 mil dólares para investigar y encontrar la cura a la enfermedad que le quitó a vida.