La organización de la Copa América Centenario ha estado en el ojo del huracán por los fallos que cometieron en el inicio del torneo. El cambio en el himno de Uruguay, la bandera invertida de Bolivia, la interrupción en la canción nacional de Chile o la confusión de Joel Campbell con Juan Guillermo Cuadrado, han sido algunos de los yerros que se han cometido en el torneo de Estados Unidos y que generaron críticas desde hinchas a dirigentes. 

Sin embargo, ahora son las polémicas arbitrales las que se han tomado el torneo y, más aún, después de lo vivido en el partido entre Brasil y Perú, luego que convalidaran un gol con la mano de Raúl Ruidíaz y que les permitiera a los incaicos clasificar tras vencer por 1 a 0 y sentenciar la eliminación de los brasileños.

Pese a que el árbitro uruguayo Andrés Cunha se tomó cerca de cinco minutos para pedir la ayuda de la tecnología, el juez central y sus asistentes tomaron la decisión incorrecta y terminaron favoreciendo a Perú y sellando la eliminación del Scratch.

"Fue una jugada rápida y la pelota me chocó en el muslo. Estábamos molestos e incómodos, pero gracias a Dios el árbitro convalidó. No hay una repetición nítida de la mano", dijo Raúl Ruidíaz para defenderse.

Pero el Scratch no ha sido el único perjudicado en el torneo e, incluso, también fueron favorecidos. En el primer partido del grupo, Ecuador estuvo muy cerca de ganarles, pero un error arbitral los dejó sin la posibilidad de vencer por 1 a 0, lo que le permitió al equipo de Dunga llegar con oportunidades al partido con Perú. 

Es que Carlos Astroza, juez de línea chileno que acompañaba a Julio Bascuñán, decidió invalidar un gol marcado por Miler Bolaños al considerar que la pelota había salido. Luego del lanzamiento realizado por el ecuatoriano en la línea de fondo, Alisson se vio sorprendido y el balón se coló al primer palo para estructurar el 1 a 0, sin embargo, el juez de línea, que estaba corriendo por la otra banda, consideró que la pelota había salido de la cancha y anuló la anotación. 

Las imágenes demostraron que no fue así y que la pelota nunca traspasó en su totalidad la línea de fondo. "Lo vi 25 veces por vídeo. No salió toda la pelota, salió el 60 o 70 por ciento. Lo que me sorprende es por qué en contra de Brasil el línea está tan seguro de levantar la bandera, siendo que está a 50 o 60 metros de distancia", señaló el entrenador Gustavo Quinteros tras ese polémico cobro. Por suerte para Ecuador, terminaron clasificando. 

Además de los dos errores ya mencionados, se suma otro que se dio en el partido entre Chile y Bolivia. Los actuales campeones de la Copa América estaban teniendo más de un problema para mantener un empate a un tanto ante los altiplánicos, pero terminaron ganando por 2 a 1 tras un polémico penal. Luego de un centro enviado por Alexis Sánchez desde la derecha, el balón dio en la mano de un defensor boliviano y el árbitro no dudó en cobrar penal. 

Sin embargo, los seleccionados de Bolivia fueron rápidamente a reclamar y tenían razón: el jugador tenía el brazo pegado al cuerpo y nunca tuvo la intención de jugar el balón con la mano. Arturo Vidal terminó convirtiendo desde los doce pasos y la victoria los dejó dependiendo de ellos para clasificar a la segunda ronda. 

"Es una barbaridad para el fútbol. Habría que preguntarse si hay ya un campeón en la Copa, es una vergüenza", dijo Julio César Baldivieso sobre el cobro que perjudicó a su selección

Error que fue clave para el desarrollo del torneo y que podrían permitirle a Chile avanzar a la siguiente ronda.