Es irónica la manera en que el precandidato estadounidense Donald Trump toca el tema de inmigración cuando parte de su vida ha estado rodeada de la misma.

Empezando por su madre, Mary MacLeod, quién nació en Escocia y a los 18 años partió hacia Estados Unidos, donde se casó con Fred Trump, hijo de inmigrantes alemanes.

Sin embargo, ella no es la única mujer en la vida del magnate con un pasado como inmigrante. Su primer esposa, Ivana Trump, nació en Checoslovaquia. Luego de un primer matrimonio, se casó con el magnate en 1977 y once años después consiguió la nacionalidad americana.

Años después de dos divorcios, Trump conoció a Melania, una modelo de origen esloveno con quien se casó en 2005 y un año después se convirtió en ciudadana estadounidense.

En su defensa, Trump asegura que estas dos últimas han inmigrado legalmente, condición en la que según el magnate todos deberían de hacerlo.