Miles, tal vez millones, de aficionados sueñan con una foto o selfie con uno de sus ídolos del fútbol.

¿A ustedes con quién les gustaría retratarse y poder platicar que conocieron en persona? ¿Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Ronaldinho?

Algunos afortunados han tenido la oportunidad de encontrarse en un punto o esquivar la seguridad para tomar un selfie con su máxima figura.

Desafotunadamente, en muchas ocasiones los autoretratos no salen como los hinchas quisieran.

En ocasiones los futbolistas no atraviesasn el mejor momento de su vida o simplemente no posan de gran forma para la cámara. ¿El resultado? Una foto con la cara de la estrella del fútbol triste.

Quizá no hay mejor ejemplo que lo sucedido hace un año en la final de la Copa América 2015, en la que el anfitrión Chile sorprendió y venció en penales al favorito Argentina.

Messi en la final de la Copa América 2015

Messi en la final de la Copa América 2015

Lionel Messi no pudo contener su tristeza y se sentó desolado en el césped del Estadio Nacional de Santiago.

La “Pulga” pasaba otro fracaso con la camiseta de la “Albiceleste” y continuaba sin lograr ganar un campeonato con la selección absoluta de su país.

Justo en ese amargo momento, dos pequeños se acercaron para consolar a la estrella del Barcelona. Después se supo que se trataba de los niños Maximiliano, de 9 años, y Martín, de seis años, primos del chileno Charles Aranguiz.

Después de hablar con Messi y de mostrarle su admiración los niños pidieron una foto al crack, en la que no pudo ocultar su tristeza.

El propio Lionel Messi protagonizó otro selfie triste el año pasado. La escuadra del Barcelona fue rodeada por varios aficionados en el Aeropuerto de Vigo, antes de enfrentar al Celta de Vigo en actividad de la Liga de España.

Los hinchas se juntaban a “Leo” para tomarse un clásico selfie, pero en las imágenes se puede apreciar que el “10” culé ni siquiera posa para la cámara.