Las actualizaciones automáticas de Windows provocaron un descenso en Alemania. Sí, el equipo de baloncesto, Finke Baskets de Paderborn, que milita en la segunda división de la Basketball Bundesliga, perdió la categoría por culpa del equipo de cómputo que controlaba el marcador en su estadio.

Antes del comienzo del partido entre el Finke Baskets y el Chemnitz Niners, el pasado 13 de marzo, se tomó la decisión de reiniciar la computadora que controlaba el marcador, operación que tardó 25 minutos y que retrasó el arranque el duelo.

Al final, el equipo local se llevó la victoria por 69-62, pero sus rivales tendrían otra manera de arrebatarle los puntos.

Y es que el conjunto visitante reclamó que el reglamento de la liga especifica que un partido no puede retrasarse más de 15 minutos, por lo que la resolución final del tribunal fue darle el triunfo al Chemnitz Niners, quitándole al Finke Baskets la victoria y un punto más en la clasificación final del torneo, unidad que significó el descenso del equipo a la tercera división de la Basketball Bundesliga.