Argentina llega a Chile como el máximo favorito para llevarse la Copa América, y esto no es casualidad: el conjunto albiceleste posee un plantel plagado de estrellas, es subcampeón del mundo y además, tiene a Lionel Messi.

Ademas, tiene otro factor a su favor: Chile como país, pues los “albicelestes” han dominado cuatro de las seis ediciones de la Copa América que los chilenos han organizado, por lo que ya saben muy bien lo que es levantar el trofeo de Conmebol en la tierra de sus vecinos.

Chile organizó su primera Copa América en 1920 y el título fue para Uruguay. En 1926 el torneo volvió a este país  y de nuevo, la “Celeste” fue campeón. Sin embargo, las últimas cuatro ediciones sólo han tenido un dueño: Argentina, que se coronó en 1941, 1945, 1955 y 1991.

Ninguna otra selección ha sido campeona en suelo chileno, por lo que otros favoritos como Brasil, Colombia y la propia “Roja”, deberán hacer todo lo posible si desean impedir que Argentina se consagre como el rey de las Copa América en Chile.