Barcelona y Atlethic de Bilbao disputarán la final de la Copa del Rey, pero no tienen un estadio definido para jugarla el próximo 30 de mayo.

Vicente Calderón, inmueble del Atlético de Madrid, fue descartado debido a que un día después será sede de un concierto del grupo australiano AC/DC, por lo que la siguiente opción es el Santiago Bernabéu. El problema recae en que el Real Madrid no quiere ceder su estadio para la final copera por diversas cuestiones.

Según indica el diario MARCA, Josu Urrutia y Josep Maria Bartomeu, presidente del Athletic y Barcelona respectivamente, están de acuerdo a que el encuentro se realice en la casa merengue porque es el de mayor capacidad y cada club podría recibir el apoyo de 40 mil aficionados. A pesar de ello, AS afirma que Real Madrid se negará debido a que "no les es grato que se disputen finales en su estadio, ni siquiera aquellas en las que participen".

Otra de las excusas que pondría la institución blanca, según fuentes citadas por AS, es que el Castiila, club dirigido por el francés Zinedine Zidane, podría utilizar el Bernabéu en dado caso de clasificar a los playoffs de ascenso de la Segunda división.

Miguel Angel López, coordinador de partidos de la Real Federación Española de Fútbol, ya ha señalado que entienden los argumentos del Real Madrid y no le impondrán una final. Valencia sería la opción más viable para realizar y la alcaldesa Rita Barbera asegura que "este tipo de partidos son acontecimientos que traen mucha gente y muchos medios de comunicación a la ciudad, lo que contribuye a darle una proyección importante".

En la galería de fotos pueden conocer parte de la historia del estadio Santiago Bernabéu, el motivo de la polémica entre el Real Madrid y el Barcelona. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.