Mario Balotelli volvió a hacer de las suyas. A su llegada al AC Milán, el club lombardo le hizo firmar una cláusula de buen comportamiento al delantero, quien de paso manifestó que ya “había cambiado”, pero esto no fue impedimento para que protagonizara otro incidente.

“Súper Mario” fue multado por conducir a exceso de velocidad en una ciudad italiana. El delantero fue detenido por la policía, cuando manejaba su vehículo en la ciudad de Brescia a más de 90 kilómetros por hora (55.9 millas por hora), cuando el límite es de 50 kilómetros por hora (31 millas por hora).

Tras ser detenido, la policía le retiró a Balotelli su licencia de conducir hasta que un juez decida la situación del futbolista. 

Eso sí, según reporta la prensa italiana, el jugador no hizo un escándalo al ser detenido, al contrario, se disculpó con los agentes de tránsito argumentando que no se había dado cuenta de su exceso de velocidad.

En la galería de fotos podrán conocer a todos los integrantes del club de los “rápidos y furiosos del fútbol”; es decir, todos aquellos castigados por conducir a exceso de velocidad o chocar sus lujosos automóviles.