El juego entre el Osasuna y el Zaragoza, por la fecha 23 de la Liga Adelante, de España, programado para las 12 horas de este domingo, se suspendió debido a la espesa capa de nieve, de unos 10 centímetros que cubría el césped del estadio El Sadar.

Los trabajadores del estadio retiraron la nieve en varias ocasiones pero ésta continuaba cayendo de forma intermitente y el árbitro del partido decidió suspender el encuentro.

La nevada caída durante la anoche y esta madrugada en Pamplona cubrió por completo el césped.