La lluvia cayó con fuerza desde horas de la tarde en Mazatenango y castigó la gramilla del recinto en el que el equipo de casa tenía programado enfrentarse a los blancos el miércoles a partir de las 20:00 horas.

Luego de varios minutos en los que el personal de mantenimiento del estadio trataron de drenar el agua hacia fuera de la cancha, el cuerpo arbitral que encabeza Mario Escobar decidió en conjunto a los entrenadores de ambos equipos que el partido no iniciara por el riesgo que representaba a los jugadores.

De acuerdo con el reglamento de la Liga Nacional, el choque debe de jugarse con 12 horas de diferencia con respecto a su programación original y, por ese motivo, se determinó que el pitazo inicial será el jueves a las 12:00 horas.

"La decisión está tomada y por las condiciones de la cancha no puede jugarse hoy", expresó Escobar para hacer oficial la suspensión del encuentro.

Para el jueves está programado también el primer duelo de la serie Municipal-Marquense en el estadio Manuel Carrera.