En la ida, los turineses habían vencido 2-1 en casa con un gol de Tevez y otro de Álvaro Morata. Fueron ellos precisamente los autores de los tantos en Dortmund, el argentino en los minutos 3 y 79, y el español, a pase de el "Apache", en el 70.

La única mala noticia para el campeón italiano fue la lesión del francés Paul Pogba, reemplazado en el 28 por Andrea Barzagli.

La Juve, líder de la actual Serie A y que camina con paso firme a un cuarto título nacional consecutivo, defendió por lo tanto bien el honor del fútbol italiano en la Liga de Campeones, donde era el único de su país en los octavos de final.

La caída del Borussia Dortmund, finalista del torneo en 2013, deja al Bayern de Múnich como único representante alemán en los cuartos de final.

El equipo de Jürgen Klopp corta por lo tanto su sueño europeo y tendrá que centrarse en la Bundesliga, donde es décimo a falta de nueve jornadas, intentando escalar en la tabla en la segunda vuelta hacia los puestos de Europa League, después de haber acabado la primera vuelta en un alarmante decimoséptimo puesto (penúltimo, zona de descenso).

* Con información de agencias