El pase del Barcelona a la final de la Copa del Rey en la semifinales del torneo copero nunca estuvo en peligro. 

Al final un marcador global a su favor de 6-2 sobre Villarreal revela lo que sucedió en los dos encuentros de la llave. El empate 1-1 que logró el Submarino Amarillo en el partido de vuelta a cargo de Jonathan dos Santos no fue lo más doloroso para los culés. 

La jugada que más mermó a los blaugrana fue una terrible lesión de Sergio Busquets, quien tuvo que ser retirado de la cancha del Madrigal al minuto 42, luego de que Tomás Pina le pisara de una forma agresiva el tobillo. 

Así fue la jugada más espeluznante del partido de vuelta de semifinales de la Copa del Rey: