La Concacaf anunció este jueves que el presidente en funciones de la entidad, Alfredo Hawit, supervisará personalmente el proceso de evaluación del Departamento de Árbitros del organismo, luego de las críticas a los colegiados durante la pasada Copa de Oro.

Esa evaluación, incluye un análisis detallado de los estándares del arbitraje en la región, al igual que un análisis enfocado en los procesos de asignación de los silbatos para cada encuentro. 

El árbitro estadounidense Mark Geiger causó polémica en la Copa de Oro.

"La base de nuestro deporte se encuentra en el fundamento del juego limpio, por lo cual tenemos que asegurarnos que estamos tomando los pasos necesarios para reforzar este principio deportivo. Esta evaluación nos ayudará a dar el siguiente paso en la constante tarea de mejorar el arbitraje en la región", dijo Hawit. 

El domingo pasado, en Filadelfia, México venció 3-1 a Jamaica en la final de la Copa de Oro. Para muchos la selección mexicana fue favorecida por varios fallos arbitrales, sobre todo en la semifinal cuando derrotó a Panamá. 

Walter López también causó polémica en la Copa de Oro.

La misma prensa mexicana consideró el triunfo en el torneo como irónico, ya que en ese partido ante Panamá la selección mexicana perdía 1-0 cuando el árbitro marcó un dudoso penal a su favor para el 1-1, lo que alargó el partido a tiempo extra en el que el seleccionado azteca saldó después el 2-1 para avanzar a la final.

El mismo seleccionador mexicano, Miguel "el Piojo" Herrera, ya apartado de su cargo, reconoció que no era penal y la prensa no ha dejado en los últimos días de recodar esta polémica decisión arbitral.