La Federación Italiana de Fútbol (FIGC) tiene “un plan” para ayudar al Parma a poder terminar el campeonato, a pesar del riesgo de quiebra que tiene el club, explicó este miércoles el presidente de la institución Carlo Tavecchio.

“Hemos establecido un plan para que jueguen el domingo”, anunció luego de una reunión con el alcalde de la ciudad de Parma. La FIGC puede solicitar ayuda económica a la Liga Profesional (Lega) para sostener al Parma.

Para el viernes está prevista una reunión en Milán, para estudiar la situación del Parma, que corre el riesgo de no acabar el campeonato por falta de medios económicos.

La bancarrota del club centenario, tres veces ganador de torneos europeos en los años 90, puede ser decretada por el Juzgado de Parma el próximo 19 de marzo.