El arquero Keylor Navas analizó su primera temporada como guardameta del Real Madrid, en la que pasó más tiempo en la banca que en el terreno de juego.

¿Ha sido su último partido como arquero del Madrid?

No creo que ante el Espanyol fuese mi último partido como portero del Madrid, me quedan cinco años de contrato por lo que en ningún momento pienso en que realicé un paso negativo en mi carrera al fichar por mi actual club. Este año ha sido complicado para mí, yo no bajo los brazos, espero que la temporada que viene sea diferente, teniendo esa oportunidad que siempre he deseado.

Tan solo seis partidos en Liga, dos en Champions y cuatro en Copa del Rey, ¿le parece poco?

Me hubiera gustado haber jugado más. Al final mi forma de ser, pensar, querer y trabajar, nunca la cambiaré. Que yo no salga en la prensa diciendo cosas, quejándome, no quiere decir que lo esté pasando bien, nunca he perdido las ganas de trabajar, mi humildad, mi esfuerzo y en los momentos que me dieron la oportunidad para jugar, intenté dar lo mejor de mí. El año que viene espero seguir con la misma mentalidad, tranquilo, con ganas, fuerza y con ese sueño de ser titular, que es algo que no se me sale de la cabeza.

El Real Madrid negocia con David De Gea para la próxima temporada, ¿qué le parece este movimiento?

Es normal que un equipo como el Real Madrid quiera traer a los mejores jugadores, por eso estoy yo aquí. Me ficharon porque consideraron que estoy entre los mejores y la competencia siempre es buena. Cuando hay compañeros de calidad, uno también mejora.

¿Ha hablado con el DT Carlo Ancelotti sobre su poca participación?

Siempre me ha gustado ganarme la titularidad adentro de una cancha, jamás he hablado con un entrenador por la toma de una decisión en la titularidad. Él tendrá sus razones, yo lo único que puedo reprochar es que si no me ponen en siete u ocho partidos seguidos, no puedo demostrar mi nivel, creo que ahí podrán juzgar si tengo o no la capacidad para estar en este club.