En el Real Madrid sólo habla del posible fichaje de David de Gea y la continuidad de Iker Casillas en el club blanco, pero no se toma en cuenta a otro guardameta que durante toda la temporada ha pedido una oportunidad y al que le quedan cuatro años como madridista: Keylor Navas.

El guardameta costarricense llegó a la entidad merengue en agosto de 2014, después de hacer un gran Mundial con Costa Rica, que logró avanzar hasta los cuartos de final de Brasil. Sin embargo, Carlo Ancelotti le otorgó toda la confianza a Iker Casillas y Navas fue relegado al banquillo. El saldo al final de la temporada: sólo seis partidos disputados.

Pero esto no es todo para Navas. Ahora, debe enfrentarse a los rumores que colocan a David de Gea en el Real Madrid, y aunque estoy significaría la salida de Iker Casillas, el costarricense volvería a ser relegado al banquillo, pues el aún portero del Manchester United sólo llegaría a la “Casa Blanca” para ser titular.

Medios españoles como Marca y Mundo Deportivo aseguran que Navas desea conocer primero el futuro de su entrenador, si seguirá o no Ancelotti, y si su sustituto contará con él, pues no está dispuesto a seguir como suplente en el Real Madrid y por ello, ya analiza la opción de salir del cuadro merengue.