Atrás quedaron los malos entendidos. Luego de que en febrero pasado el basquetbolista Blake Griffin tuviera un altercado con Justin Bieber, el cantante de pop decidió visitar al jugador de los Clippers de Los Ángeles.

Hace poco más de nueve meses el especialista en clavadas golpeó en una famosa cafetería al intérprete de "Baby", para defender a un mesero que mantenía una acalorada discusión con Bieber.

Pero el pasado quedó atrás y Justin, fanático del deporte ráfaga, asistió al partido entre los Clippers y los Timberwolves de Minnesota (127-101). Al término del encuentro el jugador de 25 años invitó al cantante a bajar a los vestidores del Staples Center.

En la reunión con el equipo, Justin y Bieber pasaron un buen rato e, incluso, el intérprete simuló en una foto que era golpeado de nuevo por el basquetbolista.