La polémica habría marcado el partido amistoso que las selecciones de Irlanda y Argentina disputaron el 11 de agosto de 2010 en Dublín con ocasión de la inauguración del estadio Aviva.

Según las publicaciones del diario La Nación, en Argentina, y AS, en España, Julio Grondona, el presidente de la Asociación Argentina de Futbol (AFA) le ofreció a cada jugador irlandés 9 mil euros para no lesionar en este encuentro a Lionel Messi.

En este choque, ninguno de los jugadores locales, a quienes se les conoce por su fuerza y agresividad para buscar la posesión del balón, vio la tarjeta amarilla.

El orígen de este ofrecimiento habría sido la póliza de seguro que entonces cubría a Messi que ascendía a más de 4 millones de euros, algo que la AFA no estaba dispuesta a tener que pagar.

En este video se observan varias acciones, a los 0:28, 0:42, 1:46 y 2:57, en las que los jugadores contrarios mantienen su distancia con el delantero al momento de marcar sus movimientos, algo que le da fuerza a la posibilidad que la acusación resulte válida.

* Con información de agencias