De forma oficial los jugadores del campeón nacional, Antigua GFCVíctor Ayala, Leonel Aroche (ambos nacionales), Alexander Robinson (costarricense) y Alejandro Díaz (argentino), quedaron suspendidos por dar positivo en las pruebas de antidopaje que se les practicaron entre las semifinales y finales del Torneo Apertura 2015.

La sustancia que arrojaron las pruebas de estos elementos es Sarm S-22. Esta entra en el grupo de los esteroides anabólicos, razón por la que el castigo sería drástico.

El presidente del cuadro colonial, Rafael Arreaga, indicó que el club costeará el valor de la prueba B a la que se someterán sus jugadores. Dicho procedimiento consiste en volver a realizar los exámenes; la mayoría de veces dan los mismos resultados.

En los próximos días un representante del campeón nacional viajará a Canadá solicitar una cita en el laboratorio donde se analizaron las pruebas.

El único que quedaría absuelto del castigo sería el costarricense Manfred Russell, debido a que le fueron encontrados niveles muy bajos de clembuterol.