El deportista australiano Phil Joel Hughes, jugador de cricket, murió este jueves después de haber permanecido inconsciente durante dos días, después de haber recibido un pelotazo en la cabeza durante un partido en Sydney.

Hughes quien permanecía en un coma inducido en el hospital St. Vincent desde el martes, fue lastimado detrás de la oreja y debajo del casco, durante un partido que su equipo, el Australia Meridional, disputaba contra Nueva Gales.