Jack Warner, expresidente de la Concacaf y exvicepresdiente de la FIFA, se entregó este miércoles a la policía de Trinidad, luego de enterarse que tiene una orden de captura en su contra, por su presunta participación en el caso de sobornos de la FIFA.

Según el sitio de noticias deportivas ESPN, el exdirigente trinitario quedó en libertad tras pagar una fianza de 2.5 millones de dólares. 

Warner es señalado de recibir sobornos, que según las autoridades ascienden a unos 110 millones de dólares. 

Warner se entregó en la comisaría de la capital Puerto España acompañado de su abogado, y de acuerdo con el referido medio deberá presentarse al juzgado el próximo 12 de julio. 

Jack Warner fue obligado a renunciar a la FIFA en el 2011 señalado de sobornos.