El campeón actual del peso semipesado de la UFC, Jon Jones, está en medio de un escándalo en Estados Unidos, luego de que fuera acusado de provocar un accidente automovilístico, herir a una mujer embarazada y huir de la escena en Albuquerque, Nuevo México.

De acuerdo con las investigaciones de la policía sobre el caso, el luchador estadounidense es considerado “sospechoso” de provocar un choque que tuvo lugar el pasado domingo por la mañana y que mandó al hospital a una mujer embarazada de aproximadamente 20 años; y además, según información del sitio estadounidense “TMZ”, Jones literalmente “corrió” del lugar de los hechos.

Esto de acuerdo a declaraciones de un testigo, que aseguró haber visto al luchador en el sitio donde ocurrió el accidente, y aunque aún no se aclara si Jones será detenido, sí será citado por las autoridades para hacer su declaración y dar su versión de los hechos.

La UFC también se pronunció sobre la situación de Jones, y con un breve comunicado, informó que no emitirán comentarios al respecto hasta que haya más información del caso.

"Sabemos que el Departamento de Policía de Albuquerque está interesado en hablar con Jon Jones con referencia a su posible involucramiento en un accidente de un vehículo motorizado. estamos en el proceso de recabar los hechos y nos reservamos cualquier comentario hasta que más información esté disponible".

En lo que resuelve su situación judicial, Jon Jones debe continuar su preparación de cara a su próximo combate: el 23 de mayo enfrentará a Anthony Johnson en duelo donde estará en juego su título como campeón del mundo.