Además de los grandes partidos de la NBA, los aficionados también disfrutan de los sensuales movimientos y atuendos atrevidos de las animadoras de los equipos.