El piloto alemán Sebastian Vettel, con Ferrari, ganó el Gran Premio de Malasia de Fórmula 1 disputado este domingo en el circuito de Sepang, por delante de los dos Mercedes del británico Lewis Hamilton y de su compatriota Nico Rosberg. 

Vettel, cuatro veces campeón del mundo con Red Bull, logra de esta manera la victoria 40 de su carrera y la primera desde su llegada esta temporada a Ferrari, la mítica marca italiana que no ganaba una prueba desde el Gran Premio de España de mayo de 2013.

Aunque pocas victorias le habrán dado tanta satisfacción a Vettel por la insaciable superioridad mostrada por los Mercedes en 2014 y en este inicio de temporada 2015.

El alemán, que salió desde la primera linea de la parrilla al lado de Hamilton, sacó provecho de la entrada a pista del coche de seguridad al inicio de la carrera (por una salida de pista del sueco de Sauber Marcus Ericsson en la vuelta cuatro) y de una estrategia a dos paradas, mientras que los Mercedes entraron en boxes en tres ocasiones.

La carrera de Sepang también quedará marcada por el resultado del holandés Max Verstappen (Toro Rosso), que finalizó séptimo, convirtiéndose a sus 17 años en el piloto más joven de la historia en puntuar en una carrera de Fórmula 1.