Francisco Romero, aficionado del Deportivo de La Coruña, quien falleció ayer luego de un enfrentamiento entre hinchas, no murió ahogado como se creía, sino por un "traumatismo craneoencefálico con hemorragia interna y estallido de víscera maciza, bazo, provocado posiblemente con una barra de hierro de 2,5 centímetros de grosor", señalaba la autopsia que se la practicó este lunes.

Según la prensa española, Romero pertenecía a los "Suaves", la sección más violenta y radical de la hinchada coruñesa. Y el enfrentamiento en el Madrid Río no había sido el primero en el que había participado.

El choque entre hinchas del Atlético de Madrid y el Deportivo, se dio después del resultado por 2-0 a favor del equipo colchonero.

Lee también:

Muere una persona tras una pelea entre aficionados del Atlético y el Deportivo La Coruña