El exastro brasileño Rivaldo anunció en la madrugada del martes que fichó a Edinho, uno de los siete hijos de Pelé, para dirigir al Mogi Mirim de la Serie B de Brasil, club que preside y en el que se retiró del futbol profesional el año pasado. 

Edinho, exarquero sin mucho éxito del mismo Santos en el que su padre desarrolló una exitosa carrera, tendrá a sus 44 años su primera oportunidad de dirigir a un equipo profesional. 

Hasta ahora ocupaba la función de asistente técnico en el Santos, donde llamó la atención de Rivaldo. 

"Edinho fue auxiliar de varios entrenadores top que pasaron por el Santos, como (Vanderlei) Luxemburgo y Muricy (Ramalho) y creo que tiene todo para hacerlo bien en el Mogi", afirmó el campeón del Mundo con Brasil en 2002 en un comunicado del club.

El hijo de Pelé, sin embargo, ha sido un habitual de la prensa brasileña estos últimos años por sus problemas con la justicia.

El pasado mayo, el exportero fue condenado por un tribunal de primera instancia de Santos a 33 años de prisión por blanquear dinero procedente del narcotráfico. Tras dos detenciones en julio y en noviembre, finalmente la jueza le permitió esperar en libertad a que haya una sentencia firme.

Edinho fue arrestado por primera vez en 2005 durante una operación policial que desmanteló la red de tráfico de drogas dirigida por Ronaldo Duarte Barsotti, conocido como 'Naldinho'.

En aquel momento, el hijo de 'O Rei' cumplió seis meses de prisión y salió bajo libertad condicional. 

El nuevo entrenador del Mogi Mirim (interior del estado de Sao Paulo) siempre rechazó todas las acusaciones que recaen sobre él y confesó que su único vínculo con los traficantes de drogas era como consumidor de sustancias. El Mogi, que egresa a la Serie B tras diez años de ausencia, debutará el 8 de mayo ante el Criciúma.

Pelé tuvo siete hijos. Considerado como uno de los mejores futbolistas de la historia, Pelé fue campeón del mundo en tres ocasiones con la selección brasileña (1958, 1962 y 1970).