¿Qué tan fácil o difícil es recorrer 300 metros? La cantidad es casi el perímetro de una cancha de fútbol. Tal vez cualquier persona la pueda superar, pero es muy diferente, y casi heroíco, hacerlo a gatas cuando se han ido las fuerzas, después de correr por más de tres horas un maratón. 

Precisamente eso fue lo que hizo Hyvon Ngetich. La atleta keniana lideró la mayor parte del Maratón de Austin, en Estados Unidos, pero cuando faltaba menos de un kilómetro para cruzar la meta se desplomó por el desgaste físico de la prueba.

Ngetich trató de levantarse pero no tuvo éxito. Entonces, decidió terminar la prueba a gatas. La africana fue superada por su compatriota Cynthia Jerop, quien cruzó la línea final con un tiempo de dos horas, 54 minutos y 21 segundos y por Hannah Steffan, quien ocupó el segundo lugar. 

Hyvn Ngetich logró terminar el Maratón e ingresar en el podio. "Presenciamos a una campeona", fueron los halagos de John Conley, director del Maratón de Austin. La hazaña de la keniana conmovió al mundo entero en las redes sociales. 

Mira el video: