Notablemente satisfechos y orgullosos no solo de sus logros deportivos, sino además de la amistad y el cariño que los une, los hermanos Jean Pierre, Hebert y Enrique Brol compartieron con Publinews los secretos detrás de sus éxitos a lo largo de varios años de carrera: La unión en familia, una madre amorosa y una asociación que les ha dado todo para foguearse.

Hebert ganó recientemente la medalla de oro en doble foso en los Juegos Panamericanos de Toronto y obtuvo su plaza para los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Fue la primera vez que dos hermanos guatemaltecos compartieron el podio en estas justas, en el mismo evento, “Quique” se quedó con el bronce.

Jean Pierre Brol irá a Azerbaiyán, en busca de la plaza olímpica.

Ya son varios años de trayectoria. ¿Se disfruta igual cada medalla?

Jean Pierre: Nunca te acostumbras a ganar, cada medalla tiene una satisfacción diferente, pero tenemos hambre de ganar más. La medalla que tiene más significado para mí es la de Veracruz, que gané el año pasado. Estaba en España, intentando ganar la plaza olímpica, cuando murió mi papá, no pude venir a tiempo para su entierro, y ganar el oro en los Centroamericanos y del Caribe significó mucho, lastimosamente en este Panamericano disparé mal.

¿Es difícil la preparación este deporte?

Enrique: No es un deporte físico, sino mental, de precisión, debes aprender a controlar tus emociones, la presión, los nervios, la adrenalina en la competencia, se dispara tu corazón, y tienes que tener la capacidad de controlar esos impulsos. Lo mejor es tener confianza en ti mismo. Son detalles que logras dominar a lo largo de los años.

Enrique durante su competencia en Toronto.

¿Hubo alguna etapa que marcara sus vidas?

Enrique: El año en el que Pierre ganó, que mi papá (Fernando Brol) murió, fue especial, Hebert también ganó y obtuvimos el oro por equipos. Hemos logrado mayores éxitos y medallas más significativas, nos hubiera gustado darle esa alegría a mi papá, pero ahora lo hacemos inspirados en su memoria.

¿Antes de Toronto tuvieron alguna complicación?

Hebert: Sí. Quince días antes de viajar a Toronto estaba disparando muy mal, parecía un principiante, estábamos preocupados y tristes, no sabía qué pasaba, me decía a mí mismo que iría a hacer el ridículo. De repente tomé la escopeta de mi hermano y vi algo diferente, y nos dimos cuenta con el entrenador (Pedro Zayas) de que me movieron el ajuste, no se lo habíamos contado a nadie, pero alguien de mala fe me desajustó la escopeta, fue una jugada demasiado sucia y no fue un accidente porque se necesitan aflojar tres tornillos para moverlo porque tiene cuatro seguros. Fue alguien que conoce de armas. Pero “no hay mal que por bien no venga”, ese tiempo y esa preocupación me ayudó a entrenarme mentalmente, a tratar de meterme más y ver mejor los platos y tomé confianza, y así llegué a Toronto.

Hebert ganó la medalla de oro y Enrique, la de bronce, en los Juegos Panamericanos.

¿Qué factor ha sido fundamental en sus carreras?

Hebert: Nuestra confianza en Dios, y el arma más poderosa que tenemos es la unión, el amor de nuestra mamá Janette Cárdenas, que nos ha inculcado buenos principios y nos recibe igual a los tres, hayamos ganado algo o no, la amamos mucho. El éxito de uno es la alegría de todos.

¿Y cuál es el objetivo más importante ahora?

Jean Pierre: El 9 de agosto viajaré a Azerbaiyán, en busca de la plaza olímpica, es una copa del mundo, pero debo ser primero o segundo para poder obtenerla, esa es mi meta ahora, en septiembre habrá una segunda oportunidad en Italia, ahí iremos los tres, para seguirnos fogueando.

Enrique comenzó su carrera a los 13 años; Jean Pierre y Hebert, a los 14.

Los tres tiradores coinciden en que su papá, Fernando Brol, los introdujo en esta disciplina deportiva.

Con 15 años de trayectoria, Jean Pierre es quien más logros ha obtenido, con varios oros en eventos del ciclo olímpico.

Los tres dicen que la medalla de más valor en la familia es la plata que ganó Enrique en la Copa del Mundo de Chipre, en abril de este año, con la que obtuvo la plaza a Rio 2016.


 

Enrique: La meta es que Jean Pierre consiga esa plaza, es un sueño ir a los Juegos Olímpicos, sería la primera vez que tres hermanos asistan juntos a este evento, por Guatemala.