El entrenador del París SG, Laurent Blanc, estimó este martes que hará falta "un pequeño milagro" para que su centrocampista Thiago Motta juegue contra el Barcelona el miércoles, en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones. 

"Motta ha empezado a correr. Es algo muy, muy bueno. Pienso que esta lesión era menos grave de los previsto", declaró Blanc.

"Es un partido de muy alto nivel y hará falta de cualquier manera un pequeño milagro para que sea alineado mañana", añadió.

"Pero es de todos modos una buena noticia para él y para David Luiz ya que debería ir más rápido de lo previsto", concluyó.

Motta y David Luiz se lesionaron en el partido de liga francesa en Marsella el 5 de abril. 

Los primeros exámenes dejaban pensar en una docena de días de ausencia para Motta y un mes para David Luiz.