El 25 de febrero de 1964, el joven Cassius Clay (quien luego sería conocido como Muhammad Ali) se coronaba campeón mundial de los pesos pesados luego de haber derrotado a Sonny Liston en el Convention Hall de Miami Beach, Florida, Estados Unidos.

Y claro, no solo significó el ascenso de uno de los más grandes exponentes de este deporte. Ali también revolucionó la forma de encarar un combate. El nacido en Lousville, Kentucky, llamó "oso horrible" a Liston en la previa. Además, le puso una trampa para plantígrados en la puerta de su casa.

Ya durante la pelea, Liston solo aguantó hasta el sexto asalto los embates del contricante. Clay levantaría el título y el resto de su carrera pasaría a la historia grande del boxeo.

Aquí les dejamos un video con el resumen del combate.

Lee también:

La leyenda del boxeo libra otra pelea