El guatemalteco Jorge Baldizón vive un momento muy especial en su carrera futbolística, después de que se confirmara su traspaso al Celta de Vigo, de la categoría B, de España.

"Voy con la convicción de triunfar. En Guatemala muchas veces he tenido que cargar con un peso que nunca debí llevar", explicó el hijo del posible candidato a la presidencia de la República, Manuel Baldizón.

"Quiero destacar en España para poder jugar con la Selección Sub-20 en el Mundial", agregó, el jugador, quien viajará la próxima semana, luego de terminar los trámites de la visa de trabajo.

"Voy por dos años, espero entrenar también con el equipo mayor y aprovecharé para estudiar administración de empresas en la Universidad de Vigo, que tiene un convenio con el club", afirmó.

Baldizón viajó a España a finales de 2014 y se sometió a una serie de pruebas durante tres semanas con el equipo ibérico, con el que firmó por dos años, pero antes también probó suerte con el Leganés, de la Segunda División.

"Sentí que podía llegar a más y así llegué al Celta, en donde Tony Otero (director de las categorías inferiores) me vio y me ofreció unirme a la institución", concluyó Baldizón.