Trujillo, detenido el 4 de diciembre en un crucero en Florida (sur de EE.UU) y acusado de asociación delictiva, fraude y lavado de dinero por sobornos, fue presentado ante el juez Robert Levy en los tribunales federales de Brooklyn (sudeste de Nueva York), constató la agencia AFP.

El magistrado y la fiscalía esperaban la confirmación del depósito de una parte "sustancial" de la fianza de 4 millones de dólares acordada con el abogado de Trujillo, Florian Miedel, para firmar su libertad condicional.

La fianza incluye estrictas condiciones como arresto domiciliario en Nueva Jersey no lejos de los tribunales y vigilancia electrónica, además de entregar su pasaporte.

El pasado 30 de diciembre, Trujillo, quien fue magistrado suplente de la Corte de Constitucionalidad, se declaró inocente de los ocho cargos en su contra, vinculados con sobornos cobrados para la venta de los derechos de marketing de partidos clasificatorios para la Copa del Mundo en América Central.

Vestido con camiseta color marrón y pantalones azules, Trujillo, de cabello canoso crecido y gafas, se dio vuelta en un momento y lanzó unos besos a familiares que estaban en la sala.

Según la fiscalía, Trujillo, quien está implicado en el caso junto con Brayan Jiménez, expresidente de la Federación Nacional, y Rafael Salguero, exmiembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, no debe ser liberado sin las garantías debidas, ya que existe el riesgo de que regrese a Guatemala donde tiene "lazos fuertes" y "acceso a recursos" por su cargo de juez suspendido, elementos que vuelven incierta su extradición.

De su lado, el abogado defensor hizo hincapié en el hecho de que el acusado ha estado desde su arresto en prisiones en varias partes de Estados Unidos, como Oklahoma (centro), y que fue colocado en un calabozo al llegar al centro de detención en Nueva York.

"Lo más importante es sacarlo", dijo Miedel a la prensa al final de la audiencia.

* Con información de agencias