Un divertido incidente ocurrió en el partido entre el Real Madrid y el Almería el viernes anterior, cuando el guardaespaldas del astro portugués, Cristiano Ronaldo, en su afán de cumplir al cien por cien con su trabajo, terminó por asustar a uno de los integrantes de la cuarteta arbitral.

El protector de Ronaldo lo siguió en cada paso dentro de la cancha y a pesar de lo gracioso que se ve al proteger a CR7, dejó claro que marca mejor al luso, que cualquier defensa.