Islandia está siendo la verdadera sensación de la Eurocopa. En su debut en el torneo, los isleños sorprendieron a todos al avanzar a octavos de final tras el segundo lugar que obtuvieron en su grupo, desplazando a Portugal al tercer lugar. Pero fue en la fase de los dieciséis mejores donde protagonizaron el gran batacazo del torneo al eliminar a Inglaterra con su victoria por 2 a 1.

Sin embargo, los islandeses no son los únicos debutantes que están sorprendiendo y por el otro lado del cuadro se encuentra Gales, quienes ya están instalados en la semifinal. Los galeses ganaron el grupo que compartían con Inglaterra, Eslovaquia y Rusia y luego vencieron a Irlanda del Norte para clasificar a cuartos de final, algo que una selección debutante no conseguía desde que Suecia ganó su zona en 1992.

Ahí, en la fase de los dieciséis mejores, su sueño parecía terminar, ya que en frente tenían Bélgica, que era una de las grandes candidatas a quedarse con el título. Pero la ilusión galesa sigue intacta y se metieron entre los cuatro mejores al ganar por 3 a 1. 

Ahora, el equipo comandado por Gareth Bale tendrá que enfrentar a Portugal en semifinales para buscar la ansiada final. Los galeses están haciendo historia en el torneo y consiguieron cortar una racha de 20 años sin que un equipo debutante alcanzara la ronda de los mejores cuatro, luego que República Checa avanzara en 1996 a aquella fase y terminara pasando a la final para coronarse campeón. 

El resto de los debutantes en ediciones anteriores que habían conseguido avanzar la fase de grupos fueron Portugal con su semifinal en 1984, Suecia (semifinales) en 1992, Croacia a cuartos de final en 1996 y la ya mencionada República Checa, que debutó como nación independiente en aquella oportunidad.