Las jugadoras del equipo de rugby de la Universidad de Liverpool, Inglaterra, decidieron quitarse el uniforme y posar para una serie de fotos que se publicarán en un calendario el cual se pondrá a la venta para apoyar una noble causa.

Según las jugadoras, la mitad de las ganancias generadas por la comercialización del calendario serán donadas para la organización "Joining Jack" que se dedica a la lucha contra la distrofia muscular Duchenne, un trastorno hereditario que causa la debilidad en los músculos y que afecta a una de cada 3 mil 600 personas.

La otra parte de las ganancias se destinará al apoyo y masificación de su deporte que no es tan popular como la que practican los varones.

Para las imágenes que fueron tomadas en su campo de entrenamiento, vestidores y otros escenarios, las jugadoras únicamente usaron ropa interior, calcetas y botas.

* Con información de agencias