Lionel Messi no la pasó nada bien durante los primeros 70 minutos del partido de ida de octavos de final de la Champions entre su equipo, Barcelona, y Arsenal.

Es más, lo fuerte y cerrado del partido provocaron que el futbolista argentino terminara con la camiseta térmica destrozada.

En la primera parte, durante una jugada en la que la "Pulga" enfrentaba por el balón a Francis Coquelin, los jalones del "Gunner" fueron tantos que rompió la prenda del argentino.

Pero al minuto 71, la "Pulga" aprovechó una descolgada de los culés y mandó a guardar el balón. Es la primera ocasión que le marca al portero checo Petr Cech, en siete partidos disputados

Por si fuera poco, a los 81', el "10" del Barça marcó desde el punto penal para darle el triunfo 2-0 a los culés y ponerlos con un pie en la siguiente fase.