El fútbol mexicano está viviendo un proceso de grandes cambios que no ha traído críticas positivas. Los dirigentes del balompié azteca tomaron la drástica decisión de permitir hasta diez jugadores extranjeros en cancha y los resultados ya se están notando en el mercado de fichajes. Por ejemplo, el Necaxa, en su regreso a primera división, ha anunciado nueve refuerzos y cuatro son mexicanos, mientras que los otros son tres argentinos y dos chilenos. 

Por eso, la drástica decisión de los dirigentes mexicanos de aumentar los cupos de extranjeros, también trajo drásticas respuestas y el más claro ejemplo fue el del futbolista David Izazola, quien se retiró con sólo 24 años tras denunciar los malos tratos que reciben los futbolistas aztecas por parte de las directivas.

"Lo que me impulsa a dejar mi carrera como futbolista profesional es el mal trato que se nos da a los futbolistas mexicanos en nuestra propia casa", anunció en su cuenta de Twitter el delantero que estaba brillando en Pumas. 

A través de un largo escrito en la red social, el atacante tuvo un duro mensaje hacia los dirigentes del fútbol mexicano y criticó duramente el sistema de campeonato en el que estuvo inmerso. "Aunque sea difícil de asumir, el fútbol mexicano está hecho por personas incapaces de generar un cambio y el problema radica en que todos los procesos son a corto plazo. El negocio es para las directivas, personas que ven por sus propios intereses y no por la formación e intereses del jugador. Hoy decido dejar atrás un sistema de mexicanos hecho para foráneos", agregó Izazola, quien formó parte y brilló en las selecciones menores de México, para anunciar su sorpresiva decisión. 

"Me retiro cansado de los malos manejos, de los malos tratos y de las burdas decisiones que se basan en dinero y no en capacidades. ¿Por qué en las ligas menores somos campeones mundiales? Después de ahí empieza el negocio y las oportunidades para que los futbolistas mexicanos crezcan, desaparecen ¿Qué pasa con esas generaciones completas de talentosos futbolistas que se pierden? Mi caso es uno de los tantos, así que decido levantar la voz por todas esas generaciones llenas de talento que vienen detrás de mí. Deseo que tengan otras oportunidades y que idealmente se encuentren con un fútbol mexicano hecho para mexicanos", concluyó su dura crítica.