Luca Toni tuvo que desembolsar una fuerte cantidad de dinero por causa de la religión católica mientras jugaba en Alemania para el Bayern Munich. Gracias a este incidente, el delantero italiano que actualmente milita en el Hellas Verona de la Serie A, inició un proceso legal contra su antiguo asesor fiscal.

Toni se vio obligado a pagar más de un millón de euros por el concepto de "impuesto eclesiástico". El jugador culpa de esto a su exasesor, quien a su llegada a Alemania (en 2006), completó el campo donde se preguntaba por la religión del futbolista. De ahí, que el Bayern no le retuviera este impuesto para transferirlo a la hacienda pública.

Luego, en 2008, el mismo asesor dio el catolicismo como la religión de Toni, por lo que ahora sí el italiano debió pagar el impuesto eclesiástico. El Bayern, señalado por el asistente de Toni como el culpable de este error, se negó a pagar 500.000 euros de indemnización que le fue solicitado por la defensa del delantero. El proceso continúa y la próxima audiencia tendrá lugar el 15 de julio.

¿Qué es el impuesto eclesiástico? En la galería lo explicamos. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.