Darren Fletcher, futbolista del Manchester United, confesó que una complicada enfermedad le cambió la vida por completo, a tal grado que llegaba a ir al lavabo hasta 30 veces en un día.

El mediocampista de los Red Devils tuvo que dejar el terreno de juego en 2011, a causa de una colitis ulcerosa (inflamación intestinal crónica) que padecía desde 2008.

"No podía ni siquiera ir a un restaurante con mi familia, porque necesitaba tener un lavabo cerca. Tenía que levantarme hasta siete veces y la gente preguntaba porque actuaba de esa forma", indicó Fletcher al periódico británico Daily Mail.

El futbolista escocés aceptó que su vida dio un giro de 180 grados. "Adelgacé tanto que llegué a pesar 60 kilos y tenía frecuentes dolores de cabeza. Un día desperté y me di cuenta de que no podía mover un solo músculo", indicó uno de los capitanes del conjunto inglés.

En agosto de 2013, después de 390 días sin jugar, Darren Fletcher volvió a portar la camiseta del Manchester United, algo que continúa haciendo en la actualidad.