Francia logró el quinto campeonato del mundo de balonmano masculino de su historia al derrotar a Catar (25-22) en la final disputadas este domingo en Doha.

La selección francesa es la primera que consigue cinco títulos, superó a Rumania (1961, 1964, 1970, 1974) y Suecia (1954, 1958, 1990, 1999).

"Les Bleus" se tuvieron que emplear a fondo para derrotar a la selección catarí del técnico español Valero Rivera, que demostró que se había merecido su lugar en la final, pese a las críticas que le cayeron.

Pese a su derrota, Catar se marcha con la cabeza en alto del torneo, se convirtió en el primer país no europeo en lograr una medalla en un Mundial. Egipto (2001) y Túnez (2005) habían quedado cuartos.