Antes de iniciar su participación en el Torneo de Wimbledon, el tercer Grand Slam de la temporada, Sharapova se subió al Porsche Boxster Spyder y realizó un recorrido por las calles de Londres en donde captó la atención de muchas personas que la reconocieron y saludaron.

“Es muy divertido y emocionante. Me encanta este nuevo deportivo que es un clásico pero también sofisticado", dijo la rusa quien ocupa el cuarto puesto en el ranquin de la WTA y que es considerada como una de las favoritas para el título del certamen.

Sharapova fue campeona en Wimbledon en 2004 y, sin duda es una de las favoritas del público que gusta del mejor nivel del tenis.

* Con información de agencias