¡No hay más! El árbitro es, sin lugar a dudas, la máxima autoridad dentro de un encuentro de fútbol y, como tal, se le debe respetar.

Existen casos de futbolistas no han entendido esa regla del balompié y han terminado a los golpes con los colegiados; pero no se han salvado de un castigo ejemplar para que nunca más lo vuelvan a hacer. Algunos han tratado de ahorcar al silbante, golpearlo o intentado agredirlos y sufrieron las consecuencias por ello.

En la galería de fotos les mostramos los más severos castigos y sanciones en contra de futbolistas que pensaron que podían agredir al árbitro. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.